EL MUSEO DAS LAUDAS GREMIAIS, UN CASO ÚNICO

En la Iglesia de Santa María A Nueva (siglo XIV), representativa de la arquitectura gótica marinera y en la actualidad desacralizada, encontramos uno del museo más singulares del mundo: se trata de un museo de laudas (lápidas sepulcrales).
El recinto alberga una gran colección de losas de forma rectangular, de piedra, que cubrían las tumbas de los muertos y que destacan por sus inscripciones, marcas y grabados. Las más importantes son las que mediante sus signos o símbolos desvelan datos sobre lo difunto, como el gremio de artesanos a lo que pertenecía (las tijeras y la vara de medir pertenecían al sastre, la concha al marinero, los pies al zapatero…), o las de heráldica y figuras en relieve que indicaban la familia de origen.
Una de las explicaciones más convincentes es que en la época histórica en la que se sitúan las laudas, siglos del XIV al XIX, la mayoría de la gente no sabía leer y así esta simbología de oficios y familia permitía reconocer a quién pertenecía el sepulcro.
Este conjunto de laudas gremiales, por su especial singularidad es lo que da nombre al recinto, que es uno de los mayores y más representativos de Noia.

leer más