Portada » Blog » El viaje de Pietro Querini y la Ría da Estrela

El viaje de Pietro Querini y la Ría da Estrela

  • Blog

Pietro Querini fue un intrépido capitán veneciano, de los tiempos más heroicos de la navegación a vela. Se trata de un personaje de enorme reconocimiento en Italia, donde se le conoce popularmente como “el descubridor del bacalao seco”, aunque no se le considera como tal de forma oficial.

Puente Rialto de Venecia

Descendiente de una importante familia veneciana, orientó su vida hacia el comercio, pero con una gran amplitud de miras para unos tiempos en los que todavía no se había descubierto América. Y la navegación Atlántica apenas había dado sus primeros pasos.

Un navegante legendario

A mediados del S.XV, concretamente en 1431 comenzó un viaje desde Candia hacia Flandes a bordo de la nave “Querina” con un cargamento de 800 barriles de malvasía, especias, algodón, cera, alumbre de roca y otras mercancías valiosas, con un peso aproximado de 500 toneladas. La tripulación estaba formada por sesenta y ocho hombres de distintas nacionalidades. Sus lugartenientes fueron Nicolò de Michele, un patricio del Véneto, y Cristofalo Fioravante. Empezaba así un recorrido que quedaría para los anales de la historia de la navegación italiana. La idea inicial era intercambiar esos productos con los países del norte de Europa, pero desde el mismo momento de su partida en la isla de Creta, una larga serie de problemas y temporales se aliaron en su contra.

Una rotura de timón, le llevó a Cádiz, problemas de navegación lo arrastraron a las Islas Canarias, de regreso se detuvo primero en Lisboa, de ahí los vientos le llevaron a Muros.

El recorrido de la nave Querina

Aquí es donde la historia de Querini se entrelaza con la de nuestra ría de Muros Noia. El intrépido Querini decidió peregrinar desde Muros hasta la tumba del Apóstol en Compostela. Se trata de uno de los primeros testimonios que certifican la existencia del Camino de Santiago de la Ría de Muros Noia, uno de nuestros proyectos más queridos y que, tras la aprobación por parte del arzobispado compostelano, solo espera el apoyo del Xacobeo para promocionarse como uno de sus Caminos más atractivos.

El puerto de Muros (Ría de Muros Noia)

Querini buscaba el apoyo del Apóstol, pero si lo consiguió, no fue tal como lo esperaba. Había pasado grandes penurias, pero el objetivo del viaje ya se encontrada cerca. Lo que no aguardaba el capitán era que, de forma sorprendente, las mayores aventuras todavía estaban por llegar. Mientras navega hacia Flandes, el barco es sorprendido por repetidas tormentas que lo hacen ingobernable, obligando a la tripulación a abandonar el barco y abordar embarcaciones. El desenlace es dramático: cuando Querini desembarcó en la isla de Sandøya, en el archipiélago noruego de Lofoten, el 14 de enero de 1432, sólo quedaron 16 supervivientes (500 años después del naufragio, se colocó una estela en la isla de Sandøya en memoria de Pietro Querini y su aventura). Allí esperaron varios meses la llegada del buen tiempo, conviviendo con una población local especialmente amistosa. En estas latitudes es donde Pietro Querini descubre el bacalao seco y su forma de conservación.

Las islas Lofoten (Noruega)

El 15 de mayo de 1432, unos pescadores ayudaron a Querini a partir hacia Venecia, llevándose consigo pescado seco. En el viaje de regreso pasó por Trondheim, Vadstena y Londres, donde fue huésped de la entonces poderosa comunidad veneciana que vivía a orillas del Támesis.

Desde allí, después de 24 días a caballo, el ‘capitano da mar’ llegó finalmente a Venecia el 125de enero de 1433. Allí importó la idea del pescado seco, que inmediatamente tuvo un gran éxito y que los venecianos aprendieron a apreciar, tanto por sus bondades gastronómicas y por sus características como alimento de larga conservación, muy útil tanto en viajes marítimos como terrestres, así como por su característica de ‘alimento magro, de modo que llegó a ser uno de los platos recomendados durante los más de 200 días de alimentación magra, fijados, junto con la comida, el 4 de diciembre de 1563, fecha de la 25ª y última sesión del Concilio de Trento.

Muy importante en el informe de viaje, que Pietro escribió para el Senado, es la descripción de la vida de los pescadores noruegos y la técnica de salazón del bacalao que, una vez seco, se convierte en pescado de larga conservación.

Informe de viaje de Pietro Querini, que se conserva en la Biblioteca Nacional Marciana.

Retornado a su tierra, toda esas aventuras y esos conocimientos le convirtieron en un personaje legendario. Se había abierto una nueva vía para la navegación comercial y el bacalao seco, una delicia gastronómica capaz de conservarse durante muchísimo tiempo, pasó a ser uno de los manjares predilectos de toda Italia y gran parte de Europa. Después del viaje de Pietro Querini entre Italia y Noruega quedó un profundo vínculo cultural, humano y también comercial con la importación de pescado seco a Italia.

Hoy en día se ha creado la Asociación Cultural Internacional Via Querinissima (www.viaquerinissima.net), una red que tiene como objetivo crear, implementar y desarrollar un ITINERARIO CULTURAL EUROPEO a lo largo del camino recorrido por Pietro Querini en el siglo XV.

Reunión de miembros de Via Querinissima con representantes de Ría da Estrela

Se trata de un proyecto que cuenta con el apoyo de la Región del Véneto en Italia, la Región Nordland de Noruega, la región Vastra Goltaland de Suecia entre un gran conjunto de ciudades, entidades e instituciones. Un proyecto con el que desde la Ría da Estrela participaremos con todo nuestro entusiasmo. Agradecemos a Querini su amarre en Muros y a los organizadores de Via Querinissima el que cuenten con nosotros para esta otra emocionante aventura.

Nueva imagen de Vía Querinissima